El italiano se pasó al WorldSBK en 2011, corriendo con Yamaha, BMW y Aprilia. Su buen hacer con los de Noale le trajo de vuelta con ellos a MotoGP en 2015, pero tras unas pocas carreras fue apeado de la RS-GP.