De cara al futuro, Fiat se especializará en la fabricación de vehículos de pequeñas dimensiones como, por ejemplo, los miembros de la familia 500, en los que las mecánicas híbridas y eléctricas cobran especial sentido.

De hecho, a principios de año, la marca italiana confirmó que renunciaría a los modelos alimentados por gasóleo a partir de 2022.