Dos meses y 500.000 bloques. Esa es la inversión que se ha necesitado para construir un Toyota Camry a escala real, que se ha mostrado en Australia, en la exposición Brickman Awesome. Toda una joyita de 360 kilos de peso.