Como sucede con el Peugeot 205 T16 que encontrarás más adelante, este Lancia Delta S4 es un diorama... con visos de hacerse realidad. 

Y lo cierto es que estaríamos encantados de que viera la luz, con detalles como su decoración Martini Racing, el arco de seguridad, o el escenario que recrea el rally de Montecarlo. Aunque tal vez, para ser perfecto, faltaría un habitáculo con espacio para piloto y copiloto.