En los años 60, un fabricante de tractores decidió enfrentarse a Ferrari... y salió victorioso gracias a uno de los deportivos más afamados de la historia: el Lamborghini Miura. 

Para muchos, el Lamborghini Miura es el primer superdeportivo de la historia. Estaba impulsado por un propulsor V12, de 3,9 litros, en posición central-trasera, con 350 CV... que fue incrementando su potencia hasta llegar a los 440 CV del P400 Jota de 1970. En 1973, terminó la producción de este modelo, al que sustituyó el icónico Countach.