Al hablar del Hyundai KONA y del KIA Stonic, lo hacemos de dos coches diferentes... que comparten algunos elementos, tanto mecánicos como tecnológicos, aunque no recurran a la misma plataforma. 

Empezando por el Hyundai, su apuesta de SUV urbano luce una imagen original y desenfadada, así como una carrocería de 4,17 metros de largo y un maletero de 361 litros de capacidad. 

De inicio, el Hyundai KONA 2018 llegó solo con mecánicas de gasolina. Algo que, hace unos años, hubiera parecido un suicidio... pero que, hoy en día, no parece demasiado preocupante. De este modo, las responsabilidad inicial ha recaído sobre dos bloques turboalimentados: el tricilíndrico 1.0 T-GDi, de 120 CV, y el 1.6 T-GDi, de 177. En el caso del primero, cuenta con una caja manual de seis marchas y tracción delantera. En el segundo, recurre a la transmisión de doble embrague 7DCT, de siete marchas, y a las cuatro ruedas motrices.

Algo más tarde han llegado las opciones turbodiésel, sobre el motor 1.6 CRDi, con 115 y 136 CV de potencia, así como dos opciones eléctricas, con hasta 482 kilómetros de autonomía.  

Actualmente, está a la venta desde 13.990 euros (18.990 euros, si no se aplican los descuentos).