El Porsche 804 Formula 1 fue el primer modelo de la marca en equipar un sistema de frenos de disco.

Sin embargo, lo más impresionante de este monoplaza era la capacidad de aceleración que ofrecía: gracias a su motor Fuhrmann type 547, con ocho cilindros y cuatro árboles de levas, el bloque solo cubicaba 1,5 litros y desarrollaba una potencia máxima de 180 CV. Además, alcanzaba una velocidad máxima de 270 km/h, todo un hito para su época.

Año: 1962
Motor: Ocho cilindros tipo bóxer
Cilindrada: 1.494 cm3
Potencia: 180 CV
Peso: 461 kilos
Velocidad máxima: 270 km/h