Este monoplaza, con mecánica V8 de 2,649 cm3 de cilindrada y dos turbocompresores, fue diseñado por Hans Mezger.

En su época fue una auténtica rareza, tanto por la arquitectura de su mecánica como por su chasis monocasco, confeccionado con capas de aluminio y material plástico. Una apuesta por la rigidez y la ligereza, que le sentaba de maravilla a los 750 CV que desarrollaba el motor.

Año: 1988
Motor: Ocho cilindros en V, biturbo
Cilindrada: 2.649 cm3
Potencia: 750 CV
Peso: 703 kilos
Velocidad máxima: 360 km/h