Probablemente, en unos días volvamos a hablarte de este Ford Sierra RS500 que se pondrá a la venta en la subasta de coches clásicos de Silverstone Classic.

En concreto, se trata de la unidad número 38, de las 500 que se fabricaron, y su estado de conservación es bastante bueno, teniendo en cuenta que tan solo ha recorrido 17.703 kilómetros. 

En su momento, era una de las berlinas más veloces del mercado: gracias a un propulsor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros y 220 CV, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6,5 segundos. Por lo demás, se espera que se venda por unos 120.000 euros.