¿310 CV no te parecen suficientes? ABT te propone un Golf R con 400 CV, a partir del conocido motor turboalimentado 2.0 TSI.  

La puesta a punto del chasis incluye nuevos muelles y estabilizadoras. El resultado es una menor altura libre al suelo. En concreto, 20 milímetros menos, delante, y 25, detrás. 

No obstante, hay otra suspensión disponible, adaptativa, que baja la carrocería nada menos que 45 milímetros.