ABT también se atreve con la tecnología híbrida a la hora de realizar preparaciones. El RS 6-E está dotado de un motor de gasolina, biturbo, 4.0 V8, de 720 CV, más otro propulsor eléctrico, de 290 CV. El resultado es una potencia combinada de 1.000 CV.

Eso sí, este registro no está disponible siempre, sino que el conductor puede disfrutar de él a partir de los 100 km/h, pulsando un 'botón mágico', situado en el volante multifunción.