Todavía no sabemos si el Venice Roadster está mas cerca de un coche o de una moto. En Estados Unidos, dependiendo del Estado, tampoco lo acaban de tener claro: si lo adquieres en California, legalmente será una moto, mientras que, en otros territorios hermanos, está considerado un automóvil. 

En cualquier caso, su diseño es imponente: cuenta con tres ruedas, dos de ellas en el eje delantero y una sola en el eje trasero que, además, es la directriz. Dispone de un motor turboalimentado de gasolina, de 1,4 litros y cuatro cilindros, que desarrolla 140 CV, dotado de distribución variable. También resulta destacable su ligerísimo chasis monocasco de aluminio... que le permite ofrecer una excelente relación peso/potencia de 3,11 kg/CV. 

Un reparto de pesos del 70%, delante, y el 30%, detrás, provoca que su dinamismo sea 'algo peculiar'. Sin duda, ante un escueto parabrisas, el casco será tu aliado perfecto.