Este biplaza sin parabrisas, es el modelo más radical del fabricante británico Zenos. Además de un chasis de aluminio, bajo el capó equipa el mismo propulsor turboalimentado de gasolina, 2.3 EcoBoost de 350 CV que equipa el poderoso Ford Focus RS. 

Combinado con un peso de 700 kilos, sus prestaciones son espectaculares: acelera de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos y alcanza 250 km/h. Como puedes ver, el parabrisas es opcional... y la única protección contra la lluvia se limita a una capota de emergencia.