El año pasado, el preparador Kahn Design creó un TT perfecto para las aventuras más extremas. No en vano, el Flying Huntsman emplea un motor 6.2 V8 de 430 CV y un cambio automático de seis velocidades.

Además, cuenta con tracción a las seis ruedas, caja transfer (que ejerce la función de reductora) y bloqueos del diferencial. ¡Menudo 'trepamuros'!