En la zaga residen todos los cambios de este nuevo SUV deportivo, basado en el Cayenne, pero con la parte posterior dotada de cierto aire coupé. Los pilotos, aún camuflados en el vehículo de la foto, serán más estilizados y no debería faltar una tira luminosa con tecnología de tipo LED para unirlos.

Los motores V6 y V8 biturbo serán los mismos que los del Cayenne, con potencias entre 340 y 550 CV.