Será la variante más deportiva y 'radical' del Porsche 718 Boxster. A nivel de diseño, se diferenciará del resto de la gama por incorporar una doble cúpula, ubicada tras los asientos; sin embargo, lo mejor no quedará a simple vista. 

Se espera que el nuevo modelo herede el motor del 911 GT3: un bloque atmosférico de seis cilindros, con arquitectura de tipo bóxer, que debería rondar los 400 CV... algo que le situaría como la variante más potente de la gama.