Un coche que cuesta un millón de euros, no es asequible. Pero eso no significa que este Porsche no sea un buen negocio, teniendo en cuenta el modelo del que se trata... y el precio que tienen sus competidores directos.

Un Ferrari Enzo cuesta tres veces más, al igual que un Pagani Zonda 7.3 S con caja de cambios manual. Un Mercedes SLS AMG Black Series no es tan exclusivo, pero tiene un precio similar... 

Y es que el Porche Carrera GT tiene un chasis monocasco de fibra de carbono, un motor gasolina V10 de competición y es uno de los deportivos más icónicos de los últimos años. Que su precio sea ese, parece de juzgado de guardia.

¿Qué debes saber?: Los neumáticos Michelin Pilot Super Sport N0, desarrollados a posteriori para el modelo, mejoraban notablemente el comportamiento del Porsche Carrera GT.