Este pequeño 'gigantón' es el resultado de meter un Mercedes-Benz Unimog 406 dentro de un smart, si es que eso es posible. Sus 84 CV de potencia proceden del bloque turbodiésel, de 5,7 litros, del mencionado camión.

Por otro lado, con una altura libre al suelo de 65 centímetros, no existe un TT capaz de seguirle el ritmo.