Probablemente, estamos ante el prototipo más sorprendente y ‘vintage’ de todos. Que no te engañe su imagen de los años 30, porque incluye la última tecnología.

Por ejemplo, un motor eléctrico de 150 CV, con el que el Prototype 9 tarda menos de 6,0 segundos en llegar a 100 km/h desde parado y logra una velocidad máxima, autolimitada, de 168 km/h. Este coche lo conocimos en Pebble Beach, el año pasado.