Este modelo servirá de enlace entre los modelos SEAT CUPRA y las creaciones independientes de la nueva marca, por lo que podemos decir que navegará entre dos aguas. 

En esencia, mantiene la mecánica turboalimentada 2.0 TSI, con 300 CV de potencia y la tracción integral 4Drive, al tiempo que aporta la practicidad de un maletero con 587 litros de capacidad. Llegará antes de final de año.