El Ibiza CUPRA de cuarta generación llegó asociada a la carrocería de tres puertas SC (SportCoupé) y al motor de gasolina 1.4 TSI, sobrealimentado y turboalimentado, que entregaba 180 CV de potencia y optaba por el cambio de doble embrague DSG. 

Para el recuerdo quedará la versión 'Bocanegra', que adoptaba un kit estético inspirado en el 1200 Sport. Como curiosidad, diremos que la opción también estaba disponible en los FR de gasolina y turbodiésel.