Con la misma imagen llamativa que su hermano de gasolina, pero el motor 1.9 TDI de 160 CV bajo el capó, se trata del último CUPRA de gasóleo que SEAT comercializó en España

En cualquier caso, presumía un rendimiento espectacular: 220 km/h de velocidad máxima y 7,6 segundos la prueba de 0 a 100 km/h. Todo, acompañado por un consumo medio de 5,4 litros cada 100 kilómetros.