Con este modelo, inspirado en el Ibiza Kit Car, nació la saga CUPRA... aunque aún con el término GTI 16V en su denominación. Al igual que el coche de carreras, optaba por un motor 2.0 de gasolina, atmosférico, aunque con solo 150 CV de potencia.

En 1998, sufrió un restyling, al igual que el resto de la gama.