Dentro de muy poco se pondrá a la venta un restyling, que incrementará su potencia desde los 160 hasta los 184 CV y, por otro lado, tampoco es tan rápido como el resto de modelos de esta noticia.

Sin embargo, el Mazda MX-5 es un modelo tremendamente divertido de conducir, gracias a un peso muy ligero, una dirección muy precisa y a que, la propulsión trasera, hace que sus reacciones sean ágiles y divertidas. Y además, este Mazda tiene un precio razonable.