Da igual el coche conduzcas. Es prácticamente imposible que adelantes al Porsche 911 GT3 RS 2018 en una carretera de montaña.

Y no solo porque el 'Nueveonce' de aspiración atmosférica más potente de la historia esté impulsado por un motor bóxer, de seis cilindros y 4,0 litros, capaz de estirar hasta 9.000 rpm y de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 3,2 segundos. 

También porque su dinámica es proverbial, en cualquier carretera del mundo... y en cualquier circuito. De hecho, equipado con el paquete Weissach, que aligera el peso en 29 kilos, este modelo ha sido capaz de rodar en unos impresionantes 6'56''40 en Nürburgring-Nordschleife.