Si te llamas Jeep Wrangler Rubicon, solo puedes aspirar a ser el rey de los TT. Y parece que la nueva entrega de este modelo, disponible con carrocerías de 2 y 4 puertas, cuenta con todos los ingredientes necesarios para lograrlo. 

Además de los bloqueos de diferencial delanteros y traseros, frente al resto de los Wrangler, el Rubicon incorpora unos ejes Dana 44 más robustos, desconexión de estabilizadoras delanteras y el eficaz sistema de tracción total Rock-Trac, dotado de una reductora con una desmultiplicación de 4:1, que es una de las más extremas del mercado.

Además, con un ángulo de ataque 44º, uno de salida de 37º y uno ventral de 27,8º, las cotas mejoran respecto a su antecesor (42,2º, 32,3º y 25,8º, respectivamente); mientras que la altura de vadeo es de unos espectaculares 76,2 centímetros. 

Y, por supuesto, el interior lavable y los desagües del habitáculo permanecen. Así que todo apunta a que la nueva generación del Jeep Wrangler JL, que se pondrá a la venta en otoño, se convertirá en el TT más eficaz del mercado.