Esta creación de Giugiaro se mantuvo en el mercado 28 años, desde 1976 hasta 2004. La versión más exclusiva empleaba un motor V8 biturbo, de desarrollo propio, que alcanzaba los 355 CV. Con esta mecánica, el deportivo británico llegaba a 100 km/h desde parado en tan solo 4,8 segundos y lograba alcanzar los 282 km/h.  

La producción del Esprit sumó 10.675 unidades. Le sustituyó en el mercado el Europa S, que se comercializó hasta 2010.