La era híbrida de la F1, que dio comienzo en 2014, está siendo dominada con solvencia por Mercedes-AMG, con tres títulos para Lewis Hamilton, uno para Nico Rosberg y cuatro de constructores para la escudería. 

Para celebrarlo, en el salón de Frankfurt 2017, la firma de la estrella presentó un hiperdeportivo, con un sistema de propulsión híbrido inspirado en el del monoplaza: un propulsor de gasolina 1.6 V6 turboalimentado, similar al empleado por el Mercedes AMG W06, asociado con cuatro propulsores eléctricos.

Por supuesto, el conjunto cuenta con ciertas modificaciones, de cara a asegurar la fiabilidad. ¿Su potencia? Más de 1.000 CV...