Nos hubiera gustado incluir en este listado a la Transit Supervan 1, de 1971, pero técnicamente no ha sido posible, ya que no optaba por un motor de F1, sino por el de un ganador de las 24 Horas de Le Mans: el GT40.

Sin embargo, su sucesora, nacida en 1984, sí que pasa el corte, gracias al motor Cosworth 3.9 DFL, derivado del DFV de F1, que alcanzaba casi 600 CV. De este modo, no es de extrañar que pudiera superar los 300 km/h...