Entre los datos más interesantes del coche, debemos mencionar el motor, un bloque atmosférico de gasolina, de 1,5 litros y 102 CV, que se puede asociar a un cambio manual de cinco velocidades o a otro automático con convertidor de par, de cuatro marchas.

Con la transmisión clásica, el todoterreno japonés firma una velocidad máxima de 145 km/h. Lamentablemente, la aceleración de 0 a 100 no se ha desvelado.