Además de amplias posibilidades de personalización, el 4x4 japonés dispone de un amplio surtido de ayudas electrónicas a la conducción. Entre ellas, sobresalen los sistemas de reconocimiento de señales de tráfico y de alerta por cambio de carril y por cansancio del conductor. 

El Jimny puede escogerse con tres acabados: JX, JLX y Mode 3, con unos precios que oscilan entre los 17.000 y los 20.820 euros.