Por si no lo sabes, la M del nombre hace referencia a la palabra Motorsport. La compañía surgió en el año 1972 y está asentada en Múnich, al igual que la sede central.

Esta línea de negocio, que dio comienzo con el BMW 3.0 CSL, abarca los míticos modelos M y las versiones M Performance, la categoría de plata de la gama. ¿Sus próximos trabajos? El futuro M8, que debería emplear el mismo motor 4.4 V8, biturbo, del M5.