Este magnífico ejemplar ganó las 24 Horas de Le Mans de 1956, con el equipo escocés Ecurie Ecosse. Después de correr para el conjunto británico, el coche tan solo ha tenido dos dueños más. De hecho, no ha experimentado ninguna restauración.

El motor de seis cilindros en línea de este deportivo cubica 3,5 litros y desarrolla 250 CV.

 

Precio de adquisición: 19.948.996 euros