La exclusividad de este coche viene dada, principalmente, por su limitadísima fabricación: únicamente, tres unidades. El heredero del 250 GTO rivalizó contra el Ford GT40 en las 24 Horas de Le Mans, gracias a un motor V12 de 320 CV

 

Precio de adquisición: 19.661.810 euros