Esta vehículo tiene una característica muy curiosa: monta uno de los propulsores más grandes de la historia de la automoción. No en vano, la mecánica mide 1,4 metros de largo y 1,1 de alto. Su increíble cilindrada llega hasta los 12,7 litros y entrega 305 CV (224 kW). También la longitud del coche, 6,40 metros, resulta bastante destacable.  

 

Precio de adquisición: 15.345.000 euros