La segunda generación de la berlina alemana mantendrá la silueta de su antecesor, aunque incorporará un frontal inspirado en el del último Mercedes-Benz Clase A.

En el apartado técnico, recurrirá a la nueva plataforma MFA2 y, como versión tope de gama, se situará el Mercedes-AMG CLA 45 4MATIC, que equipará un motor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros de cilindrada, con más de 400 CV.