De este modelo no sabemos muy bien si hablar en pasado o todavía en presente. Porque, si entras en el configurador de la marca, descubrirás que el KARL no aparece... pero sí la variante KARL Rocks.

En cualquier caso, estarás de acuerdo en que no ha sido un éxito de ventas, quedando a la sombra del Corsa... e, incluso, del propio ADAM. Contaba con un maletero de 206 litros, un habitáculo con cinco plazas y una cifra de partida por debajo de los 10.000 euros, tras aplicar los descuentos. 

El único motor disponible era un 1.0 de gasolina, tricilíndrico y atmosférico, con 75 CV de potencia.