Este curioso roadster, desarrollado por Renault Sport, salió a la venta en 1996. Sí, ahora puede parecer un poco extraño, pero en aquella época, la firma francesa afrontaba proyectos tan alocados como el del propio Espace F1...

Con apenas 1,25 metros de alto, contaba con un motor 2.0 de gasolina, con 150 CV, que le permitía alcanzar los 215 km/h. Eso sí, cuidado con el arco de seguridad al pasar por debajo de la barrera...