• Consumo: 15,3 litros cada 100 kilómetros
  • Depósito: 91 litros
  • Autonomía: 594 kilómetros

Desde luego, el GTC4Lusso no es un Ferrari convencional, algo que queda patente al observar su silueta o en el hecho de que incorpore tracción total. Lo que sí cuadra más con los estándares de los superderportivos del fabricante italiano es el consumo medio. De hecho, su mecánica 6.3 V12, dotada de inyección directa, homologa un gasto medio de 15,3 litros cada 100 kilómetros.