Muy apreciado en el mercado español, el modelo rumano se desmarca de las versiones convencionales por su carrocería más alejada del suelo (40 milímetros), las protecciones de material plástico y las barras longitudinales de techo.  

Disponible desde 9.125 euros, cuenta con motores de gasolina, de ciclo diésel y bifuel (gasolina y GLP), todos turboalimentados y con 90 CV.