Con 456 unidades fabricadas, el BMW M1 es uno de los BMW más exclusivos y uno de los superdeportivos más deseados de los últimos años.

Esta unidad, con 37 años a sus espaldas, apenas ha recorrido 12.186 kilómetros y tanto el motor, como la transmisión y el interior son originales. 

Bajo el capó, se encuentra el legendario propulsor, de seis cilindros en línea de BMW, que desarrolla 277 CV y 330 Nm de par máximo. ¿Otro punto a favor? El comprador está dispuesto a enviar el coche a cualquier parte del mundo.