Por si un Cadillac Escalade no fuera lo suficientemente lujoso para ti, la compañía Lexani Motor Cars puede convertirlo en algo parecido a un jet de lujo.

Prueba de ello es que incorpora una pantalla de 48,0 pulgadas (con resolución 4 K), madera Black Zambrano, un equipo de sonido envolvente, una nevera, molduras de oro y otros carísimos aditamentos. ¿El precio final de este vehículo? 268.000 euros.