El Karlmann King parece un SUV sacado de un cómic, pero te aseguramos que es 100% real. Bajo su angulosa carrocería se encuentra el chasis de un Ford F-550... que debe lidiar con sus 4,5 toneladas de peso. 

El motor es un propulsor V10 de ciclo diésel, de 6,8 litros, con 400 CV, suficientes para impulsarlo hasta los 140 km/h.

El interior es totalmente personalizable y puede incluir entre cuatro y siete plazas, y elementos lujosos, como una televisión retráctil, unas mesas desplegables y una máquina de café.