Tan solo se fabricarán 999 unidades de este SUV coupé, que Land Rover ha definido como el TT más lujoso y distinguido de su historia.

El SV Coupé cuenta con carrocería de tres puertas, cuatro plazas individuales, asientos regulables eléctricamente y está impulsado por un motor sobrealimentado de gasolina, de 5,0 litros, que desarrolla 565 CV. Con él, el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos.