Hace poco, el Porsche Cayenne entraba, oficialmente, en el Libro Guinness de los Récords. La hazaña del todocamino alemán para conseguirlo fue remolcar un avión gigante, como es el Airbus A380, durante 42 metros.

Este avión de transporte de pasajeros que equipa motores Rolls-Royce, mide 73 metros de longitud y tiene un peso de 285 toneladas.