El tercer integrante de Renault con el sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control es este monovolumen, disponible con cinco y siete plazas. Gracias a esta ayuda, el coche se maniobra bien en las ciudades y gana estabilidad en terrenos serpenteantes.

Su gama mecánica está formada por dos motores turbodiésel Energy dCi, de 130 y 160 CV (este último, biturbo), y por un propulsor de gasolina, turboalimentado, Energy TCe, de 225 CV.