Este urbano, creado en colaboración con el fabricante británico de yates Sunseeker, emplea el conocido motor de gasolina tricilíndrico, turboalimentado, de 0,9 litros, potenciado a 125 CV y 200 Nm.

Atentos a los acabados, porque son fascinantes: suelo en madera de teca y asientos, salpicadero y guarnecidos de las puertas en cuero marfil. También se incluyen inserciones en fibra de carbono y pedales de aluminio.