"No quieres esperar una curva más y los atacas como si fuera la última vuelta del mundial. Supongo que es difícil. Debes lidiar con todas estas cosas y cooperar con todos los coches que hay en pista. Debes entender cuáles serán los movimientos y ellos deben entender lo que estás haciendo. Es complicado, pero me siento cómodo".