• Consumo medio: 3,4 litros cada 100 kilómetros
  • Depósito de combustible: 46 litros
  • Autonomía: 1.352 kilómetros

No hay una berlina que mejore los 3,4 litros de consumo medio de la variante turbodiésel del Honda Civic Sedan

Eso se debe a varios factores. El principal es la última evolución del motor turbodiésel 1.6 i-DTEC, que ha incorporado unos pistones de acero forjado, un material que mantiene mejor la temperatura y mejora la eficiencia térmica del bloque, así como diversas mejoras para reducir la fricción interna del motor. 

Además, un sistema de arranque y parada automáticos del motor; así como un modo ECON, que modifica la respuesta del acelerador y el sistema de climatización para minimizar el gasto, hacen de este Honda un coche realmente eficiente.