Situado cerca de la ciudad de Imola y a 80 kilómetros de Maranello, su nombre hace referencia al fundador de Ferrari y su hijo. Su construcción se inició en marzo de 1950.